Endodoncia

La endodoncia, conocida también como tratamiento de conductos, es el procedimiento mediante el cual se quita la pulpa en mal estado de una pieza dental. La pulpa es el tejido interior de los dientes, formada por nervios y vasos sanguíneos, por lo que vulgarmente se llama "matar el nervio".

endodoncia El tratamiento consiste en limpiar la infección y sellar el diente. Para ello, tras aislar el diente y preparar la zona para la intervención, se hace una agujero en la corona (parte visible del diente), se limpia la zona afectada del diente y los conductos del nervio. Una vez que el diente está limpio se sella herméticamente.

La endodoncia se realiza con anestesia local, por lo que no se siente dolor durante el tratamiento. En extrañas ocasiones puede producirse en los días posteriores una leve sensibilidad en la pieza.

Las principales causas por las que es necesario hacer una endodoncia son el dolor del diente, caries que alcanzan el nervio o infecciones. Del mismo modo, los principales síntomas son dolor, gran sensibilidad al frío o al calor y la decoloración u oscurecimiento del diente.

Usamos "cookies" en nuestra web. Si continúa navegando acepta su uso.